top of page
Buscar

Resiliencia financiera para emprendedores y inversionistas Parte 1


Presentamos tres herramientas potenciales que los empresarios e inversionistas pueden usar para reforzar su resiliencia financiera


¿Por qué mantener efectivo?


El efectivo, junto a otros activos, puede ofrecer resiliencia frente a mercados bajistas.


Al mantener el capital necesario para cubrir entre tres y cinco años de gastos en efectivo, sus equivalentes y otros activos financieros, empresarios e inversionistas pueden mantener su estilo de vida durante caídas temporales de sus ingresos o de los mercados financieros, a la vez que continúan invirtiendo para lograr la revalorización del capital a más largo plazo.


La liquidez puede proporcionar flexibilidad a los empresarios.

Pueden acumular recursos bajo la estrategia de Liquidez en sus empresas para utilizarlos en casos de gastos extraordinarios o para cubrir gastos de personal en periodos en que la demanda se reduce. Entre las ventajas potenciales de los ahorros de efectivo más allá de las necesidades de capital circulante figuran la disponibilidad de financiación, la flexibilidad para aprovechar oportunidades y la capacidad del efectivo de mantener su valor nominal.


No obstante, un exceso de efectivo puede mermar la resiliencia financiera.

A lo largo de periodos de tiempo más prolongados la inflación erosiona el poder adquisitivo del efectivo. Si se hubieran invertido 100 USD en letras del Tesoro estadounidense (a 1-3 meses) en 2004, en diciembre de 2022 valdrían 78 USD (después de la inflación).


¿Cómo distribuir el exceso de efectivo?


La inflación está bajando... pero la perspectiva a largo plazo para las carteras equilibradas ha mejorado.

A lo largo de varios ciclos de mercado, prevemos que la renta variable global ofrezca rentabilidades anuales medias de entre un 7% y un 9%, mientras que unos rendimientos más altos de los bonos corporativos con grado de inversión en USD y EUR indican un potencial de rentabilidad anual de entre un 3,5% y un 4,5%.


Invertir todo de una sola vez suele ser más rentable que los enfoques de inversión graduales a 12 meses.

En el caso de asignaciones a carteras equilibradas de renta variable y bonos de alta calidad, un enfoque de invertir todo de una vez ha superado al enfoque gradual a 12 meses en un 81% de los casos desde 1945 en una media de 4,5 puntos porcentuales. El riesgo de quedarse fuera del mercado tiende a ser más costoso que invertir justo antes de un descenso del mercado.


La inversión gradual puede ser adecuada en el caso de grandes sumas de dinero.


Cuando los depósitos son menos y más cuantiosos y el perjuicio de las pérdidas potenciales por ajustes a valor de mercado es mayor, el análisis del coste-beneficio puede variar. Puede resultar conveniente realizar asignaciones graduales a acciones de manera constante, acelerar las inversiones después de una caída de entre el 5% y el 10%, plantearse invertir en soluciones estructuradas y tener un plan financiero flexible.


¿Cómo construir una estrategia de Liquidez?


Comience con un «núcleo».

Lo ideal es que este componente iguale gastos futuros conocidos con una «escalera» de bonos de alta calidad y/o certificados de depósito. El núcleo ha de estar diseñado de forma que genere rentabilidades para la empresa o el inversionista (principalmente mediante ingresos o pagos de cupones) y tiene como objetivo ir a la par de la inflación o superarla a lo largo de los próximos tres a cinco años, que es el periodo que suelen tardar los activos de inversión a largo plazo en recuperarse totalmente de la perturbación causada por un mercado bajista.


Construya «satélites» para las diferentes necesidades de efectivo a lo largo del tiempo.

En el caso del primer satélite - el efectivo para gastos cotidianos -, los emprendedores y los inversionistas generalmente buscarán optimizar las inversiones para lograr liquidez instantánea y una baja exposición a otros riesgos, a expensas de las rentabilidades futuras. El segundo satélite, que es para gastos conocidos en el futuro próximo, puede invertirse en estrategias de ahorro menos líquidas para generar unas rentabilidades potencialmente más altas. El efectivo para inversiones - el tercer satélite para flujos de efectivo a 3–5 años - podría utilizarse en crédito con calificaciones altas, con cierta exposición a deuda de alta rentabilidad y soluciones estructuradas.


Iguale y gestione los riesgos en toda la estrategia de Liquidez.

Cada empresario e inversionista tendrá diferentes objetivos financieros y tolerancias al riesgo, por lo que el diseño de la estrategia de Liquidez ha de considerar las preferencias en torno a los riesgos, incluida la duración, la liquidez, el crédito, la contraparte, las inversiones dentro y fuera de balance y la divisa.



Nuestro objetivo es ayudar a los empresarios e inversionistas a decidir cuánto efectivo mantener, cómo poner el exceso de efectivo a trabajar en otros activos financieros, y qué herramientas pueden ser utilizadas para construir una estrategia de liquidez. Si te interesa mas información visítanos en https://www.altera.lat/inversiones y con mucho gusto podemos asistirte en todo lo que usted necesite.



bottom of page